DUENDES Y RIQUEZAS

Publicado: 30 noviembre, 2010 en Historias de Duendes, Mitos Sobre Fortuna
Etiquetas:, , , , , ,

Un amigo del colegio, un dia que estábamos  contándonos historias de terror entre un grupo de alumnos, se le ocurrió contarnos una nueva historia de duendes. La historia no era tal cual la contaré hoy porque mi memoria no me permite recordar las palabras exactas, pero conserva la trama de la que contó él.

Dicen que hace cierto tiempo en casa de uno de sus parientes estaban haciendo remodelaciones, un día las personas que estaban en la habitación en reconstrucción vieron a un enanito cruzar uno de los muros y muchas otras veces lo vieron también.  Dicen que el abuelo de esta familia había fallecido sin dejar testimonio de la ubicación de unos títulos de propiedad y otras cosas. Un día, uno de los que reconstruían, que también era de la familia,  por accidente golpeó el muro por donde siempre veían pasar al enanito y este muro dio con una cavidad donde se localizaron además de los papeles otras pertenencias de valor del abuelo fallecido,no se volvió a ver al enanito después.

Dicen que a veces estas criaturitas, que son duendecillos, suelen ocultar tesoros o estar en lugares donde estos se encuentran ya que son atraidos por las riquezas. Solo he visto una vez a un mónton de enanitos, del tamaño de los gnomos de jardín, tal cual el enanito de la historia, correr apresuradamente hacia una habitación en una casa, sé que también otras personas los vieron en el mismo lugara ¿será cierto el mito?

Más textos sobre duendes en

Una vocecita en la higuera

El enano de las orejas en punta

Enanitos vestidos de blanco

Es un artículo de Cuéntame una Historia

 

Anuncios
comentarios
  1. Alejo Sanchez dice:

    DUENDE EN CASA

    Brevemente, esta historia narra un acontecimiento que vivió un amigo cercano junto a su primo.

    Mi amigo y su primo eran todavía niños, 8 y 10 años respectivamente, y se encontraban jugando con una pelota en la casa de campo de sus abuelos, quienes celebraban un aniversario de bodas junto a la demás familia.

    Como es natural, cuando somos pequeños solemos jugar por todos lados. La habitación de los abuelos no era la excepción. Resulta que la pelota cae debajo de la cama de la abuela y para que se den una idea, la cama daba para una ventana grande con vista a un árbol de higos. El primo de mi amigo, más chiquito, se mete debajo de la cama para sacar la bola. Pasan 2 mins, pasan 3 mins, “¡que raro!” exclama mi amigo, por qué demoraría tanto. No había ningún ruido de parte de su primito. En eso, mi amigo decide agacharse para ver la demora de su primo y se da cuenta de el chiquito estaba siendo arrastrado del cabello por una mano con llagas, medio amarilla y de olor fétido. Esa mano salía de un agujero en la pared, debajo de la cama. Su primito por el pánico se quedó mudo e inmóvil. Mi amigo sacó fuerzas de adrenalina y jaló del pie derecho de su primo y gritó como nunca pidiendo ayuda a sus familiares. Felizmente, logró que su primo no sea arrastrado por esa extraña criatura horrible.

    Luego del suceso el primito de mi amigo tuvo que acudir a terapia psicológica para superar el susto. Después de.mucho tiempo, ese niño reveló con un dibujo propio qué vio esa noche: era un ser pequeño, de ojos blancos, piel amarillenta arrugada, dientes puntiagudos, con quemaduras en los labios, nariz aguileña y con una voz horrible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s