Hola a todos, espero que estén pasando unas felices fiestas. ¿Y qué broma les hiceron ayer por el Día de los Inocentes? Bueno, en este post, y estando ya cerca de la celebración del Año Nuevo y con ello la despedida del Año Viejo te hablaré de una costumbre importante en mi país que, actualmente ha decaido un poco y que este año han prohibido en ciertos distritos de Lima, se trata de la quema de muñecos.

La quema de muñecos por año Nuevo es una tradición de hacia años atrás, realmente no sé cuándo inició aquí, pero recuerdo que por los años noventa en mi distrito podías ver al menos cinco en cada esquina. Los muñecos están armados de cosas viejas y son el representante del año que se va, en él se quema todo lo malo que no queremos que se repita, hay gente que arroja en él sus cartas viejas, algunas amorosas, que quieren olvidar en el año venidero; también se arrojan prendas que tal vez traen un recuerdo negativo o un evento que no se quiere repetir. Se trata no solo de la despedida general de un Año Viejo, sino de nuestro propio año pasado y todas aquellas cosas que queremos desechar o no volver a pasar y que se ven representadas en todo aquello de lo que nuestro muñeco esté armado. Además de prendas y objetos, el muñeco se rellena de juegos pirotécnicos que causen un efecto distinto al ser incendiado.

La popularidad de estos muñecos, llevó a que en mi país, y posiblemente también en otros – si es así cuéntamelo – se vendieron a estos ya hechos y se le pusieran rostros de personajes famosos, sobre todo de política, que se buscara destruir por lo menos simbólicamente, por el daño que hubieran hecho al país, o a la imagen de este. Es singular ver a muchos con el rostro de antiguos presidentes de la república o conductores de televisión como Laura Bozo.

Este año se pueden apreciar en el Centro de Lima la venta de estos muñecos con una nueva peculiaridad, un emblema, o frase del personaje que lo hizo famoso durante el año siendo la más popular la del futbolista Reymond Manco y su “tócame que soy realidad” aunque ya sin el sentido simbólico del muñeco original de la tradición.

¿En tu país también se celebra esta tradición? ¿Eres de los que compran los muñecos hechos o prefieres elaborarlos en casa con tu familia y con tu propio relleno? Pues cuéntame una historia en este post.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s