ojo rojoEn el hospital hay noches donde el ambiente se siente sumamente cargado. No solo por los nuevos casos que ingresan y que te pueden poner los pelos de punta, sino por las personas que dejaron este mundo en sus habitaciones y que parecen no darse cuenta de que ya no están en este plano.
Cuando a B le tocó hacer guardia aquella noche, no se esperó llevarse un considerable susto.
Aquel día, a B le tocaba administrar medicinas a sus pacientes a las 3 de la mañana, sí, a esa hora cuando dicen que el diablo se burla de Cristo y hace de las suyas.
Fue entonces que B llegó al cuarto 311 donde se encontraba un hombre con esclerosis múltiple, totalmente dormido. B administró la medicina y cuando fue a darse la vuelta, vio que el closet de aquella habitación estaba abierto, y se acercó a cerrarlo.
Grande fue la sorpresa de B al acercarse el Closet y ver dentro unos ojos rojos que la miraba y que salieron huyendo cuando B se aproximó. Quitándose el miedo de encima, B abrió la puerta por si alguien se escondía dentro, pero no había nada.

Ese no fue el único día que los ojos rojos se vieron en el cuarto 311 de aquel hospital de #Lima. Enfermeras del turno noche, dicen no solo haber visto los mismos ojos, sino incluso haber oído un ruido que sale desde dicho armario a la misma hora, si acaso, se les ocurre cerrar la puerta del closet… como si alguien quisiera salir de allí. 

Sabes otra historia de fantasmas en hospitales? Cuéntame una Historia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s