El niño en el camino

Publicado: 2 junio, 2016 en Historias de fantasmas en la playa
Etiquetas:,

Las historias de fantasmas siempre se han encontrado entre mis favoritas, y es que es difícil encontrar alguna persona que no tenga una que contar. Hoy fue una velada entre primas y obtuve historias nuevas. Titulo esta historia “El niño en el camino”

niño_oscuro

G trabajaba hacia muchos años en el club de la U que se encuentra en un camino desde la Antigua Panamericana Sur, o al menos así lo recuerdo.

Cuando querías ir al club, antes de llegar a sus atractivos, tenías que caminar por un largo camino desolado hasta dar con el control de seguridad, en ese trayecto algo extraño le pasó a G.

©wendywongwriter

Terminaba el turno de G y era de noche, pese a que era verano, un extraño frío se sentía en el ambiente. G y su hermana, junto a una amiga, estaban en el sendero a las cabinas de seguridad y en el trayecto se separaron por aproximadamente 3 minutos, tomando G la delante.

En eso, mientras G caminaba, vio venir en el camino a un niño. Intrigada G saludó al niño, quien muy educadamente le devolvió el saludo y se detuvo a conversar. G, preocupada porque un niño pequeño andara tan tarde por aquel desolado lugar le preguntó ¿A dónde vas?, a lo que el niño contestó: A mi casa. G, quien aún sigue siendo algo distraída se despidió diciéndole, “Ok, pero ten cuidado, es muy tarde”, tras ello, el niño simplemente se despidió y siguió caminando en dirección opuesta a G, por donde venían su hermana y la amiga.

G decidió quedarse en ese punto del camino hasta esperar que su hermana y su amiga la alcanzaran. Cuando dieron con ella les preguntó ¿Vieron al niño?, a lo que estas contestaron -¿Qué niño?. G explicó entonces lo que acababa de pasar y las tres muchachas apresuraron su camino hacia las cabinas de seguridad para avisar de la presencia de un niño en esa zona. Cuando llegaron los de seguridad les dijeron que lo que habían visto era una aparición típica del lugar que a veces solía interactuar con los visitantes y que solía hacer presencia cuando la noche caía y menos gente había en el sendero. Las jóvenes dudaron, pero no pudieron seguir replicando cuando el de seguridad les cuestionó – ¿Si hubiera sido un niño real no creen que ustedes también lo hubieran visto? si es el único camino que hay por esa zona.

Si tienes alguna historia similar, no olvides compartirla. Síguenos también en nuestro fanpage.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s