Archivos de la categoría ‘Historias de curanderismo’

la_chica_de_la_curva

 

Cuentan que a veces las personas que mueren de mala forma no saben que están muertas, entonces sucede que para aferrarse a esta vida, y notando que vagan sin sentido, se aferran a una persona con la que se identifiquen o a quien crean reconocer.

Alejandro tenía tan solo 14 año cuando sucesos extraños empezaron a sucederle. Al inicio, creyó que solo eran idean suyas: sábanas jaladas mientras dormía, la sensación de que se acostaban junto a él, que le respiraban en la nuca, etc. Pero las cosas cambiaron cuando la vio: la silueta de una mujer de cabellos muy largos que estaba siempre cerca de él.

Con el pasar de los meses la aparición no solo se conformaba con lo que empezó, ahora también había empezado a consumir la energía de Alejandro de tal manera que logró que bajara mucho de peso, que los ojos se le parecieran volados y que no pudiera conciliar el sueño.

Tanto era el capricho de la mujer por atrapar a Alejandro que un día, cuando Alejandro y su familia salieron de viaje a la sierra, Alejandro pudo verla siguiéndolo en el bus y sintió claramente como sus manos se agarraban de su cuello para no dejarlo ir. Los padres y los hermanos de Alejandro se asustaron y le creyeron cuando pasó esto porque pudieron ver las huellas de las manos de la mujer en su cuello.

La familia volvió de inmediato a su hogar por temor a que algo peor pudiera pasarle al hijo, y de inmediato acudieron a un curandero famoso de la zona, se llamaba Melanio y pese a que era viejo era un experto en practicar mesadas. Melanio pidió a los padres y a un pariente más que fueran pasada la medianoche a visitarlo con el hijo, y tras evaluar al hijo, le dijo a la familia que un espíritu errante de una mujer estaba aferrado a él y que no lo dejaría hasta matarlo. Si querían salvar a Alejandro, la única solución era practicar una mesa, un ritual a través del cual él se enfrentaría al espíritu de la mujer y lo obligaría a irse.

Las mesadas se hacen de noche, y aquella noche fue realizada. El viejo curandero tuvo un enfrentamiento de horas con el espíritu errante, hasta que al final logró que se soltara de Alejandro. Con los meses Alejandro recuperó la salud y el buen ánimo que siempre le había caracterizado.

Hace más de 15 años de aquel entonces. Don Melanio falleció ya hace un par de años, y ahora último Alejandro me cuenta que ha empezado a ver a la mujer nuevamente… ¿Ideas? ¿Realidades? ¿Sugestión? ¿Qué opinan de la historia de Alejandro?

Anuncios

Dibujo obtenido de http://www.elmundo.es

¿Crees que alguien es capaz de hacerte daño con solo desearlo? A lo largo de la historia y de las historias, son muchos los casos donde el tema de la brujería aparece como un asunto que tiene cierto de protagonismo. La brujería es, como su nombre lo indica una “ciencia” por llamarla de algún modo, que tiene como artífices o intermediarios, a brujos, chamanes (entre otros nombres) que han sido contratados por terceros para hacerle algún trabajo a alguien.

Se dice que existe magia blanca y magia negra y que hay muchas formas de ponerla en práctica. No es mi intención hacer un listado de hechizos, aunque se sorprenderían mucho si buscan en Google y entran a algún foro sobre brujería y ven  cómo existe una amplia cantidad de gente que ingresa solicitando hechizos para matar, arruinar o destruir a alguien. Escribe este artículo solo con la intención de abrir el tema y contar algunas historias acerca de esta parte de nuestra cultura que todavía hoy sigue vigente.

Hace poco, comenté a algunos amigos este tema, abriendo la posibilidad de estar “embrujada”, para saber qué me contestaban. Es interesante lo que se pude conseguir con una inocente y hasta un poco ingenua pregunta. El resultado fue este, me empezaron a pregunta acerca de qué elementos me habían obsequiado recientemente, me extrañó la pregunta, pero se sabe que, algunos brujos dan a sus contratantes ciertos artefactos “encantados” o “malditos” que aquellos tienen que regalar a la persona a quien quieren hacer daño (o hacer que llegue  a su poder. Depende del objeto que se regale y del tipo de maldición que tenga es la magnitud del daño que quiere causarse, de tal manera existen objetos que: hacen que alguien le vaya mal en los negocios, mal en el amor, mal en los estudios, mal en general y el peor de todos: el que hace consumirse a la persona hasta la muerte.

Seguí preguntando acerca de cómo podía saber si estaba “embrujada” o si alguien me había hecho un “trabajo”, como le llaman comúnmente al embrujo. Así supe que otras formas de embrujar a alguien es dándole ciertas bebidas o comidas o cosas elaboradas por dichos brujos (por eso me preguntaron si me habían dado algo diferente de comer o tomar). Existen, al igual que con los objetos que se regalan, diferente bebidas o sustancias que provocan una reacción en la víctima. Recordarán un caso bastante sonado en la televisión, acerca de un magnate que fue embrujado por su cuñada hasta consumirse, bueno, en su caso le dieron de comer tierra de muerto (obviamente habilitada mediante un ritual); existen junto con la tierra de muerto otra serie de elementos que también se dan o violentamente o lentamente a las víctimas para hacerles el daño deseado.

Seguí preguntando y otra forma que encontré, para saber sí me había hecho “daño” era saber si se me había perdido algo (la verdad se me ha perdido bastante ropa que parece que se tragara la lavadora). Así me dijeron que a veces los brujos usan ropa de la persona a quien quieren hechizar, en especial para realizar amarres, es común, por ejemplo, en algunos amarres, usar la ropa interior de alguien (a quien se quiere amarrar) para forma un muñeco que se enlaza con una prenda (el que contrata al brujo) y al cual se realizan ciertos rituales (así que cuidado si les falta ropa).

Y una forma más de brujería, o sea para saber si me había dañado era ver si había tierra excavada cerca. Lo que sucede es que a veces los brujos utilizan los llamados “entierros” es decir objetos personales de la víctima que, tras rituales se esconden cerca a la casa del afectado. Y que, al igual que en los casos anteriores, la clase de objeto enterrado, determina, en gran parte el tipo de daño a causar.

¿Te han contando estas historias de brujería? ¿Has pasado por algún caso similar? Obviamente no es mi intención describir rituales mágicos en este artículo (ni que tú los describas), pero qué tal si me cuentas una historia sobre Brujería en tu comentario. A ver qué tan similares son los casos que nos han pasado y cuánto varían en cada parte del mundo.

 

Buenas noches a todos. Hoy navegaba por la web y di con un interesante post del grupo Dharma, que es un grupo especializado en eventos paranormales, y que trataba acerca del Mal de Ojo. Así que hice memoria sobre lo que me contaban en casa y lo que vi en este sitio para poder explicarles mas o menos de qué se trata.

El Mal de Ojo tiene, como su nombre lo indica, relación con la mirada. Puede ser intencional o no y lo ocasionan energías, sentimientos o emociones negativas. Puede darse por envidia, cuando andamos en la calle y alguien nos mira de mala forma y sin querer nos transmite esa carga negativa; también puede darse cuando alguien habla mal de nosotros con ganas de hacernos daño; otras formas para que alguien esté afectado de este mal, es cuando se es muy pequeño o se está muy enfermo, y se está cerca de personas que están cargadas de un humor negativo (padres que han venido del trabajo y cargan a sus hijos estando de mal humor sin haberse liberado de la carga matutina), etc.

Hace años atrás cuando era más pequeña mi mamá solía no dejar que una tía lejana me viera mucho porque decía que cada vez que ella me miraba, aquella tenía la mirada demasiado fuerte y me ojeaba y luego yo andaba enferma. Cuando esto pasaba mi abuelita solía pasarme el huevo diciendo una oración que no lograba entender y luego de eso, era como si me despertara de un sueño y volviera a tener energía.

Cuando he crecido, he tenido el problema de sentirme muy débil de repente, con dolor de cabeza y sin ganas de levantarme, eso hacia que me deprimiera porque me sentía tan mal que no podía rendir el trabajo del día. Recuerdo que un día me sentía tan mal y tan casada que decidí dar un paseo y terminé visitando a mi madrina. Mi prima, que estaba en la PC viendo algo (creo que un video musical) me vio mal y le preguntó a su mamá si para que se me pasara me podía pasar el papel periódico. Yo no creía en esas cosas, pero al final, como mi dolor de cabeza era tan fuerte, y de la nada, dejé que me pasara el papel periódico por toda mi cabeza, que era lo que más me dolía. Luego de que me pasaran el papel periódico por la cabeza salieron y quemaron el papel en las afueras de la casa y salieron como chispas del papel que empezaron a saltar. A medida que el papel se fue quemando empecé a sentir que mi fuerte dolor de cabeza se me iba desapareciendo igual que ese cansancio y las ganas de no hacer nada. Me dijeron que me habían echado mal de ojo, por las chispas que vieron salir del papel.  Hoy oí, en una emisión de “Realidad Alternativa” que el periódico es uno de los elementos que ayudan a que el mal de ojo de vaya, siempre y cuando este sea quemado luego de ser pasado por la persona afectada.

¿Has pasado por el Mal de Ojo? ¿Conoces los remedios caseros para aliviarlo? ¿Has pasado por algún ritual para aliviarte de este padecimiento? ¿Conoces los síntomas que puede tener en un adulto? ¿O en un niño? Pues Cuéntame una Historia sobre el Mal del Ojo que pronto daré respuestas a estar preguntas en un próximo artículo.

¿Te suena conocido el término? Yo me enteré de este por algunas historias que me contaron así que te contaré un poco a ti, primero déjame contarte una historia.

Hace tiempo a un joven, cuyo nombre no diré, lo perseguía, según cuentan sus familiares, un espíritu errante. A este joven se le aparecía el espectro de una mujer que lo acosaba ya sea con su presencia, dándole pesadillas, tratando de ahorcarlo mientras dormía, jalándole  las sábanas entre otras cosas. El chico bajo de peso y se enfermó por el acoso de dicho espíritu. Su familia, asustada con lo que estaba sucediéndole al hijo deciden llevarle donde uno de esos señores que rezan y a los que suelen llamar curanderos.

Un curandero es, en nuestro país (y posiblemente en muchos otros países de tradición andina) un hombre capaz de aliviar padecimiento a base de hierbas y también de ciertos rituales: pasadas de cuy, pasadas de huevo, baños de florecimiento y por supuesto las famosas “mesadas”.

Bueno, la familia de este joven lo llevó con el curandero, quien le dijo, luego de evaluar a este chico que aquel era asediado por un espíritu errante femenino, a este lo podía haber encontrado de forma accidental o, podría caber la posibilidad de que alguien, posiblemente alguna persona malintencionada se lo había enviado confiando en que le hiciera daño y se consumiera. Este viejito curandero era bastante sabio así que decidió hacer una mesada. Según me contaron, para realizar esta actividad ritual necesitó de un determinado número de personas (cuya cantidad exacta no recuerdo). Estas personas tenían que reunirse por una determinada cantidad de días dentro de los cuales el viejito practicaba la famosa mesada que consistió, en líneas generales, en alejar a ese espíritu errante del joven; según me contaron el viejito hizo, ya que este espíritu errante era muy fuerte, que el espíritu malo fuera absorbido por sí mismo, para de ese modo no vuelva a molestar al joven y también, de esa manera, con el poder que él tenía, estuviera controlado y no hiciera daño de nuevo.

El joven se alivió, desde entonces la actividad anómala que le pasaba al rededor se calmó y el viejito siguió con su trabajo de curandero hasta que falleció varios años después en circunstancias naturales (era bastante mayor).

Las personas que me contaron esta historia no entraron en detalles sobre lo que se hacía en una mesada así que decidó investigar y esto es lo que encontré:

La mesada es un ritual andino, mediante el cual el curandero reúne a un grupo de personas para que lo ayuden en su objetivo. En la mesada el curandero limpia  a los participantes (haciendo las famosas “limpias”, que hace que todo el daño y las energías negativas que tienen los participantes se vaya y así se encuentren listos para enfrentar al mal por el cual se realiza la mesada). Antes de esto se forma la mesa ritual, a la que se debe el nombre de mesada. En esta mesa ritual se encuentran elementos personales del Curandero que son los… digamos talismanes que le dan poder para combatir a las energías negativas a las que se enfrenta.

Una vez que los elementos necesarios están en la mesa y se ha invocado a Dios y a los protectores del chamán (que varían según cada uno); y que se ha hecho la limpieza de los participantes, se sigue con el ritual. Leía en foro de participantes de mesadas que, tras la limpia se empieza a llamar a uno por uno de los visitantes (si es una mesada colectiva) y se le hace pasar por algunas labores (rituales), una de ellas es bailar al son de unas maracas, estas ocasionan que los demás participantes puedan ver en quien danza, a la persona que le ha hecho daño a este y que, el chamán sepa qué tipo de daño le han hecho y hace cuanto. Si el daño ha sido solicitado solo una vez y solo una vez ha sido hecho el ritual contra la persona, la persona tiene mayores probabilidades de aliviarse (de hecho lo hará). Existen casos donde el daño es más severo, según cuentan hay brujos malos que tienen pactos con seres demoníacos y que hacen rituales con el fin de matar a la persona a quien le encomiendan; según cuentan, sobre estos últimos caso, es más difícil erradicar el mal porque intervienen elementos como: dar de comer arena de muerto, entre otros que son tan fuertes que prefiero no mencionar.

Vale decir además, sobre las mesadas, que el curandero se enfrenta, no a la persona dañada sino a la sombra que se crea de esta (Sombra en término mágicos y negativos) y que es la que posee todo el daño. Una vez que se derrote el daño de la sombra la persona afectada se verá aliviada.

Los rituales de  curanderismo, como la mesada puede durar varias sesiones o una sola, dependiendo del daño. Por lo general aquellas empiezan en la medianoche cuando las sombras son mas notorias y terminan al amanecer, cuando los visitantes se van portando amuletos para protegerse (muchos de ellos ya aliviados).

¿Has tenido experiencias directas o indirectas con mesadas o los llamados daños? Pues Cuéntame una historia