Archivos de la categoría ‘Historias de mal de ojo’

Hace algunos años atrás, un amigo de la universidad, que lamentablemente ya no está con nosotros, me habló en una conversación por el msn acerca del Aura. En ese entonces, debo aceptar, pese a que recuerde la conversación, que no le presté mucha atención. Hoy, en cambio, años después, el tema me parece interesante, sobre todo porque tiene mucha relación un asunto que ya hemos tratado en este blog acerca de los niños índigo.

Pues bien, el Aura, es algo así como la energía que somos capaces de emitir. Aquella no es vista por todos los seres humanos, pero quien sea capaz de ver el aura de las personas, es capaz de saber cuáles son las intenciones de esta y qué tipo de persona es. Existen auras de diferentes colores, la más conocida es la azul índigo, pero la más común es el aura roja o anaranjada, la que podríamos decir que el aura del tipo de individuo normal y precisamente la que equilibra tanto el aspecto espiritual como físico.

En fin. El aura no necesariamente presenta un solo color, pero sí un color predominante que en nuestros tiempos actuales, como he hecho mención en el párrafo anterior, es por lo general entre roja y amarilla, algo así como de un color naranja que simbolice el equilibrio. Es a partir del color o los colores del aura que se identifican a una serie de individuos que hoy conocemos como: índigo, cristal y arcoíris, de los que hablaremos en otro texto. No voy a hacerles una descripción de cada tipo de aura, prefiero pasarles este link de Aura Colors y que ustedes pasen el test si así lo requieren. Cuando lo hice me salió que me predominaban tanto el aura azul con 9 puntos y el índigo con 10,  claro que no voy a decirles que es un test 100% fidedigno (ya que no soy una experta), pero sí interesante para conocer un poco más sobre cada color del aura y ahondar un poco más en el tema.

Otra cosa sobre el aura y que también me contaron tiempo atrás es que así como existen de distintos colores, existen auras que tienen como unos, digamos bellitos o hilitos que salen de esa energía de color que todos irradiamos. Esos hilitos chiquitos que salen y que no son normales las tienen los vampiros del aura, y que son llamados así porque son sujetos que al entrar en contacto con otros individuos (y estar cerca o mirarlos profundamente) son capaces de cansarlos, extraerles parte de la energía que tiene su aura y ocasionar en ellos tanto males físicos como el mero cansancio, domo emocionales, bastante ligados a la depresión o sentimientos autodestructivos.

Pero como este texto ha sido solo una introducción a hablar sobre el Aura lo dejaré ahí por ahora para que me cuentes un poco de tu experiencia al respecto y ya trataré estos asuntos que he dejado sueltos por separado. Suerte y hasta pronto, mientras tanto Cuéntame una historia.

Anuncios

Dibujo obtenido de http://www.elmundo.es

¿Crees que alguien es capaz de hacerte daño con solo desearlo? A lo largo de la historia y de las historias, son muchos los casos donde el tema de la brujería aparece como un asunto que tiene cierto de protagonismo. La brujería es, como su nombre lo indica una “ciencia” por llamarla de algún modo, que tiene como artífices o intermediarios, a brujos, chamanes (entre otros nombres) que han sido contratados por terceros para hacerle algún trabajo a alguien.

Se dice que existe magia blanca y magia negra y que hay muchas formas de ponerla en práctica. No es mi intención hacer un listado de hechizos, aunque se sorprenderían mucho si buscan en Google y entran a algún foro sobre brujería y ven  cómo existe una amplia cantidad de gente que ingresa solicitando hechizos para matar, arruinar o destruir a alguien. Escribe este artículo solo con la intención de abrir el tema y contar algunas historias acerca de esta parte de nuestra cultura que todavía hoy sigue vigente.

Hace poco, comenté a algunos amigos este tema, abriendo la posibilidad de estar “embrujada”, para saber qué me contestaban. Es interesante lo que se pude conseguir con una inocente y hasta un poco ingenua pregunta. El resultado fue este, me empezaron a pregunta acerca de qué elementos me habían obsequiado recientemente, me extrañó la pregunta, pero se sabe que, algunos brujos dan a sus contratantes ciertos artefactos “encantados” o “malditos” que aquellos tienen que regalar a la persona a quien quieren hacer daño (o hacer que llegue  a su poder. Depende del objeto que se regale y del tipo de maldición que tenga es la magnitud del daño que quiere causarse, de tal manera existen objetos que: hacen que alguien le vaya mal en los negocios, mal en el amor, mal en los estudios, mal en general y el peor de todos: el que hace consumirse a la persona hasta la muerte.

Seguí preguntando acerca de cómo podía saber si estaba “embrujada” o si alguien me había hecho un “trabajo”, como le llaman comúnmente al embrujo. Así supe que otras formas de embrujar a alguien es dándole ciertas bebidas o comidas o cosas elaboradas por dichos brujos (por eso me preguntaron si me habían dado algo diferente de comer o tomar). Existen, al igual que con los objetos que se regalan, diferente bebidas o sustancias que provocan una reacción en la víctima. Recordarán un caso bastante sonado en la televisión, acerca de un magnate que fue embrujado por su cuñada hasta consumirse, bueno, en su caso le dieron de comer tierra de muerto (obviamente habilitada mediante un ritual); existen junto con la tierra de muerto otra serie de elementos que también se dan o violentamente o lentamente a las víctimas para hacerles el daño deseado.

Seguí preguntando y otra forma que encontré, para saber sí me había hecho “daño” era saber si se me había perdido algo (la verdad se me ha perdido bastante ropa que parece que se tragara la lavadora). Así me dijeron que a veces los brujos usan ropa de la persona a quien quieren hechizar, en especial para realizar amarres, es común, por ejemplo, en algunos amarres, usar la ropa interior de alguien (a quien se quiere amarrar) para forma un muñeco que se enlaza con una prenda (el que contrata al brujo) y al cual se realizan ciertos rituales (así que cuidado si les falta ropa).

Y una forma más de brujería, o sea para saber si me había dañado era ver si había tierra excavada cerca. Lo que sucede es que a veces los brujos utilizan los llamados “entierros” es decir objetos personales de la víctima que, tras rituales se esconden cerca a la casa del afectado. Y que, al igual que en los casos anteriores, la clase de objeto enterrado, determina, en gran parte el tipo de daño a causar.

¿Te han contando estas historias de brujería? ¿Has pasado por algún caso similar? Obviamente no es mi intención describir rituales mágicos en este artículo (ni que tú los describas), pero qué tal si me cuentas una historia sobre Brujería en tu comentario. A ver qué tan similares son los casos que nos han pasado y cuánto varían en cada parte del mundo.

 

Buenas noches a todos. Hoy navegaba por la web y di con un interesante post del grupo Dharma, que es un grupo especializado en eventos paranormales, y que trataba acerca del Mal de Ojo. Así que hice memoria sobre lo que me contaban en casa y lo que vi en este sitio para poder explicarles mas o menos de qué se trata.

El Mal de Ojo tiene, como su nombre lo indica, relación con la mirada. Puede ser intencional o no y lo ocasionan energías, sentimientos o emociones negativas. Puede darse por envidia, cuando andamos en la calle y alguien nos mira de mala forma y sin querer nos transmite esa carga negativa; también puede darse cuando alguien habla mal de nosotros con ganas de hacernos daño; otras formas para que alguien esté afectado de este mal, es cuando se es muy pequeño o se está muy enfermo, y se está cerca de personas que están cargadas de un humor negativo (padres que han venido del trabajo y cargan a sus hijos estando de mal humor sin haberse liberado de la carga matutina), etc.

Hace años atrás cuando era más pequeña mi mamá solía no dejar que una tía lejana me viera mucho porque decía que cada vez que ella me miraba, aquella tenía la mirada demasiado fuerte y me ojeaba y luego yo andaba enferma. Cuando esto pasaba mi abuelita solía pasarme el huevo diciendo una oración que no lograba entender y luego de eso, era como si me despertara de un sueño y volviera a tener energía.

Cuando he crecido, he tenido el problema de sentirme muy débil de repente, con dolor de cabeza y sin ganas de levantarme, eso hacia que me deprimiera porque me sentía tan mal que no podía rendir el trabajo del día. Recuerdo que un día me sentía tan mal y tan casada que decidí dar un paseo y terminé visitando a mi madrina. Mi prima, que estaba en la PC viendo algo (creo que un video musical) me vio mal y le preguntó a su mamá si para que se me pasara me podía pasar el papel periódico. Yo no creía en esas cosas, pero al final, como mi dolor de cabeza era tan fuerte, y de la nada, dejé que me pasara el papel periódico por toda mi cabeza, que era lo que más me dolía. Luego de que me pasaran el papel periódico por la cabeza salieron y quemaron el papel en las afueras de la casa y salieron como chispas del papel que empezaron a saltar. A medida que el papel se fue quemando empecé a sentir que mi fuerte dolor de cabeza se me iba desapareciendo igual que ese cansancio y las ganas de no hacer nada. Me dijeron que me habían echado mal de ojo, por las chispas que vieron salir del papel.  Hoy oí, en una emisión de “Realidad Alternativa” que el periódico es uno de los elementos que ayudan a que el mal de ojo de vaya, siempre y cuando este sea quemado luego de ser pasado por la persona afectada.

¿Has pasado por el Mal de Ojo? ¿Conoces los remedios caseros para aliviarlo? ¿Has pasado por algún ritual para aliviarte de este padecimiento? ¿Conoces los síntomas que puede tener en un adulto? ¿O en un niño? Pues Cuéntame una Historia sobre el Mal del Ojo que pronto daré respuestas a estar preguntas en un próximo artículo.