Archivos de la categoría ‘Historias sobre Niños índigos’

Hace algunos años atrás, un amigo de la universidad, que lamentablemente ya no está con nosotros, me habló en una conversación por el msn acerca del Aura. En ese entonces, debo aceptar, pese a que recuerde la conversación, que no le presté mucha atención. Hoy, en cambio, años después, el tema me parece interesante, sobre todo porque tiene mucha relación un asunto que ya hemos tratado en este blog acerca de los niños índigo.

Pues bien, el Aura, es algo así como la energía que somos capaces de emitir. Aquella no es vista por todos los seres humanos, pero quien sea capaz de ver el aura de las personas, es capaz de saber cuáles son las intenciones de esta y qué tipo de persona es. Existen auras de diferentes colores, la más conocida es la azul índigo, pero la más común es el aura roja o anaranjada, la que podríamos decir que el aura del tipo de individuo normal y precisamente la que equilibra tanto el aspecto espiritual como físico.

En fin. El aura no necesariamente presenta un solo color, pero sí un color predominante que en nuestros tiempos actuales, como he hecho mención en el párrafo anterior, es por lo general entre roja y amarilla, algo así como de un color naranja que simbolice el equilibrio. Es a partir del color o los colores del aura que se identifican a una serie de individuos que hoy conocemos como: índigo, cristal y arcoíris, de los que hablaremos en otro texto. No voy a hacerles una descripción de cada tipo de aura, prefiero pasarles este link de Aura Colors y que ustedes pasen el test si así lo requieren. Cuando lo hice me salió que me predominaban tanto el aura azul con 9 puntos y el índigo con 10,  claro que no voy a decirles que es un test 100% fidedigno (ya que no soy una experta), pero sí interesante para conocer un poco más sobre cada color del aura y ahondar un poco más en el tema.

Otra cosa sobre el aura y que también me contaron tiempo atrás es que así como existen de distintos colores, existen auras que tienen como unos, digamos bellitos o hilitos que salen de esa energía de color que todos irradiamos. Esos hilitos chiquitos que salen y que no son normales las tienen los vampiros del aura, y que son llamados así porque son sujetos que al entrar en contacto con otros individuos (y estar cerca o mirarlos profundamente) son capaces de cansarlos, extraerles parte de la energía que tiene su aura y ocasionar en ellos tanto males físicos como el mero cansancio, domo emocionales, bastante ligados a la depresión o sentimientos autodestructivos.

Pero como este texto ha sido solo una introducción a hablar sobre el Aura lo dejaré ahí por ahora para que me cuentes un poco de tu experiencia al respecto y ya trataré estos asuntos que he dejado sueltos por separado. Suerte y hasta pronto, mientras tanto Cuéntame una historia.

He estado buscando en la web algunos casos específicos de Niños índigo fuera ya del simple mito para conseguir historias para ustedes. En este artículo les hablaremos acerca un experimento que se hizo en base a uno de los atributos característicos (o que se rumorea como característicos) de los niños índigo.

Por lo general los niños índigo, que como hemos mencionado en algún post o comentario anterior de nuestro sitio en facebook, se caracterizan por presentar un aura predominantemente de color azul índigo, y de ahí adquieren el nombre de índigos; son personas esencialmente espirituales, es decir, que ponen la vida espiritual, mental y emocional por sobre la vida material. Al ser seres más ligados con su lado espiritual presentan una serie de características típicas, como un aislamiento del mundo, una mentalidad que reta los estereotipos y dogmas (o simplemente no los acepta), pero también una necesidad de sentirse protegido, de comprender a los seres humanos que conoce, portar una sabiduría que pareciera venirles del mismo universo y un conocimiento de las necesidades del cuerpo propio que les permiten aliviar, muchas veces, ciertos problemas que esa caja física presenta.

Se dice, que años atrás se hizo un pequeño experimento con un grupo de niños no mayores de tres años. A ellos se les colocó alrededor de una mesa donde habían toda clase de elementos, ciertos niños de ese grupo tenían el aura de color índigo o mejor dicho, tenían características en su conducta que los identificaban con tales. En la mesa que sirvieron para ellos se encontraban alimentos bastante sanos: frutas, vegetales, carnes bajas en grasa, pero también habían comida como hamburguesas, papas fritas, dulces, postres, y otra serie de elementos conocidos, muchas veces, como comida chatarra. Además de esto, existían algunas vitaminas o comidas que no eran de buen sabor, pero que aportaban mucho a la salud de las personas (Como aceita de hígado de bacalao que casi a nadie le gusta). En fin. Al finalizar el experimento que consistía en ver qué comían estos niños, se obtuvo como resultado el hecho de que aquellos que eran considerados como niños índigos comieron pocas raciones y predominantemente comida denominada sana, es decir, frutas, verduras, y comidas bajas en grasa necesarias para su cuerpo y hubo un niño en especial que se tomó esa reserva de hígado de bacalao que había en la mesa.

Tras el experimento se descubrió que aquel niño que había consumido el hígado de bacalao y que había sido identificado como índigo tenía un problema de raquitismo ante el cual el hígado de bacalao es un excelente medicamento. Los investigadores, tras el estudio, comprobaron que una característica peculiar de estos niños era el de ser conscientes de lo que su cuerpo necesitaba para aliviarse o nutrirse y que por ello preferían ciertos alimentos a otros y que también por su bajo interés material no consumían desmesuradamente los alimentos sino solo aquello que necesitaban para subsistir.

¿Habías oído de un experimento así? ¿Tienes un niño índigo en casa que tiene estas características? Pues Cuéntame una historia