Posts etiquetados ‘cuéntame una historia’

 
semillasY he aquí una de las cosas que nuestras mamás nos dicen de pequeños: “No te comas las semillitas porque te crecerá un árbol en la panza” Y luego nos preguntan por qué no queremos comer ciertas frutas…

Nenes, niños, niños viejos, obviamente es mentira, y hasta lo que podríamos llamar un “mito urbano” ya que es imposible que pase, las semillas, al ingresar al aparato digestivo se disuelven producto de los jugos gástricos que todos tenemos y obviamente es imposible que en tales condiciones crezca siquiera  una gramita.

¿A ti te traumaron de chiquito con este mito? (¿Capaz sigues traumado?) pues obviamente es un mito y una clásica mentira que dicen las mamás para evitar que los enanos se coman las semillas de las frutas que les dan. ¿Te la contaron? ¿te la creíste? Pues Cuéntame una historia

Anuncios

¿Qué tal pasaron su año nuevo? Aquí unas ideas de los temas que trataremos este año:

Mentiras (y mitos)que nos dicen las mamás cuando estamos pequeños: El coco, el árbol en la barriga, la mano peluda, “te va a llevar el loco”, “ya lo besó el diablo”, “si haces muecas te va a dar un aire y te quedarás así”, entre otras que siempre nos decía, anda preparando la tuya.

Poltergeits – Seres de energía que creamos sin darnos cuenta.

Mitos de la Selva – Indagaremos hacer de más mito que circulan en la selva peruana

Vírgenes y Señores – Historias sobre el culto a las vírgenes y señores de la Sierra peruana.

Más Casas embrujadas – Historias sobre fenómenos que ocurren en las casas de Lima

Karma – Todo lo que hace se te devuelve cómo funciona el Karma en ti.

Año Chino – En honor al año de la Serpiente de Agua que inicia en febrero.

 

¿Tienes más temas? Déjanos un comentario  y lo anexaremos a la lista de los asuntos que trataremos este año en Cuéntame una Historia

Este es el último post del 2012 y lo despedimos con unas cábalas que la gente suele seguir en estas fiestas:

ROPA INTERIOR

Se dice que si se inicia el año con ropa interior amarilla, se tendrá suerte en el año venidero; si se usa ropa blanca, será un año lleno de armonía, si es rojo, atraerá el amor o la pasión a la pareja; si es verdes, habrá una buena economía el próximo año.

ROPA NUEVA

Se dice que si se inicia el año con ropa nueva se tendrá un guardarropa renovado en el año.

ZAPATOS CON DINERO

Se dice que si colocas una moneda o un billete en tu zapato, la noche vieja para la noche buena, pues el año próximo el dinero no escaseará.

INTERCAMBIA PRENDAS

Si lo que quieres es que tu relación en pareja mejore, a la medianoche, intercambia una prenda con él o ella.

EL PRIMER ABRAZO

Abraza primero a la persona con quien quieras mejorar tu relación (amor, amistad, familia)

QUEMA UNA CARTA

Escribe las cosas que no quieres que se repitan en el año en un papel y quémala a la medianoche para que estas no pasen.

Hay muchas más cábalas por año nuevo que la gente suele realizar ¿cuál es la tuya? Cuéntanosla aquí en Cuéntame una historia

 

Cuántas veces hemos oído hablar acerca del gato negro y de las supersticiones que giran en torno a él, sin lugar a duda muchas veces, sobre todo cuando aparece uno que se atreve a cruzar delante de nosotros. Pero ¿Sabemos por qué se le tiene tanto miedo a este animal, y sobre todo si es de color negro? Leamos algunas historias.

El gato negro y el medioevo– Se sabe que durante esta época, cuando la inquisición estaba detrás de cuanta evidencia, sospecha o

rumor de brujería hubiera, el gato era un animal que se asociaba a la brujería por lo que tener un gato en casa y peor, si era negro, era un indicio de que en aquella casa o lugar vivía una bruja. También porque se decía que las brujas solían transformarse en animales cuando querían escabullirse entre la gente, y uno de aquellos animales en los que se volvían eran los gatos, sobre todo los de color negro, que podían camuflarse en la oscuridad. Por esta creencia tan irracional era que durante esta época oscura muchos gatos eran masacrados sin misericordia, solamente por el hecho de estar deambulando por la calle y nadie podía apiadarse de ellos ya que si lo hacían, la gente de la Santa Inquisición era capaz de acusar a su cuidador de brujería, acto que podía mandar al hombre a la hoguera.

El gato Negro en el antiguo Egipto – Para los egipcios el gato negro, muy por el contrario que para los cristianos futuros, este  era un animal sagrado, asociado a la divinidad. Los atributos del gato como cazador hacían que este animal fuera aún más valorado y albergado en las casas de la gente; el afecto de la población egipcia por los gatos era tal que incluso si en una casa moría aquel la familia se entristecía mucho y le guardaba duelo en señal de respeto y cariño. Existen rumores que dicen también que pese a la valorización de los gatos por los griegos, aquel era en cierta medida temido por el faraón, ya que se creía que los dientes del animal eran un arma mortal contra su persona.

En ciertos países, todavía siguen existiendo y extendiéndose diferentes mitos sobre el gato negro. En Perú, algunas personas piensan que si un gato negro se cruza por tu camino este dará  mala suerte durante todo el día, se dice además que si uno comete el error de pisarle la cola, así sea por accidente, el gato en venganza le dará al culpable una semana completa de mala suerte. Sé que en otros lugares el mito del gato negro se extiende incluso al pronóstico de la muerte, sobre todo si se lo ve acostado en la cama de un enfermo, aunque también a la prosperidad, si se cruza en el camino de unos recién casados ¿Conoces algún otro mito sobre los gatos negros? Pues Cuéntame una historia

En lo particular las lechuzas y los buhos son unos animales que me parecen demasiado interesantes y bellos, sobre todo por esa mirada de misterio y de superioridad -ojo de superioridad y no de arrogancia – que te lanzan a los lejos y que no es de reto, sino de hallarse en un plano diferente al nuestro. Pero estos animales que a mi tanto me agradan son muchas veces temidos por algunas personas, algunas culturas, y ciertos grupos ¿Por qué? porque la superstición las ha hecho pasar por seres cuya presencia pronostica desgracias.

Culpemos un poco al viejo catoliscismo de este mito en contra de estos animales que en sí son parte de la creación de Dios y que ningún pecado han cometido para ser tachados como de mala suerte o por ser encarnaciones de seres diabólico. Lo que pasa es que durante el Medoievo y  lo que en países Americanos vino a ser la Colonia, la Inquisición creía que las brujas eran capaces de convertirse en aves nocturnas, como estos animalitos, y por eso aquellos no eran visto con buenos ojos. Además también se decía que las almas podían usar a las lechuzas y buhos para encarnarse y que muchas veces estas aves eran posesionadas por malos espíritus, por lo que su presencia era una mala señal ya que atraían desgracias.

La verdad es que como otros animales, las lechuzas y buhos son seres nocturnos que no gustan mucho de estar cerca de la gente y que por sus costumbres al oscurecer y en solitarios cielos suele ser mal vista por los supersticiosos quienes todavía siguen creyendo en algunos cuentos que los cazadores de brujas nos inventaron durante la época oscura del catolicismo.

¿Te han contado alguna historia sobre lechuzas y buhos? Pues cuéntame una historia

Por cierto, también oí un mito bueno respecto a ellas, y que decía que aquellas eran utilizadas por espíritus errantes para pasar al otro plano y así liberarse del tormento del limbo y ver una lechuza en ese caso era un signo de liberación de algún alma.

 

He estado buscando en la web algunos casos específicos de Niños índigo fuera ya del simple mito para conseguir historias para ustedes. En este artículo les hablaremos acerca un experimento que se hizo en base a uno de los atributos característicos (o que se rumorea como característicos) de los niños índigo.

Por lo general los niños índigo, que como hemos mencionado en algún post o comentario anterior de nuestro sitio en facebook, se caracterizan por presentar un aura predominantemente de color azul índigo, y de ahí adquieren el nombre de índigos; son personas esencialmente espirituales, es decir, que ponen la vida espiritual, mental y emocional por sobre la vida material. Al ser seres más ligados con su lado espiritual presentan una serie de características típicas, como un aislamiento del mundo, una mentalidad que reta los estereotipos y dogmas (o simplemente no los acepta), pero también una necesidad de sentirse protegido, de comprender a los seres humanos que conoce, portar una sabiduría que pareciera venirles del mismo universo y un conocimiento de las necesidades del cuerpo propio que les permiten aliviar, muchas veces, ciertos problemas que esa caja física presenta.

Se dice, que años atrás se hizo un pequeño experimento con un grupo de niños no mayores de tres años. A ellos se les colocó alrededor de una mesa donde habían toda clase de elementos, ciertos niños de ese grupo tenían el aura de color índigo o mejor dicho, tenían características en su conducta que los identificaban con tales. En la mesa que sirvieron para ellos se encontraban alimentos bastante sanos: frutas, vegetales, carnes bajas en grasa, pero también habían comida como hamburguesas, papas fritas, dulces, postres, y otra serie de elementos conocidos, muchas veces, como comida chatarra. Además de esto, existían algunas vitaminas o comidas que no eran de buen sabor, pero que aportaban mucho a la salud de las personas (Como aceita de hígado de bacalao que casi a nadie le gusta). En fin. Al finalizar el experimento que consistía en ver qué comían estos niños, se obtuvo como resultado el hecho de que aquellos que eran considerados como niños índigos comieron pocas raciones y predominantemente comida denominada sana, es decir, frutas, verduras, y comidas bajas en grasa necesarias para su cuerpo y hubo un niño en especial que se tomó esa reserva de hígado de bacalao que había en la mesa.

Tras el experimento se descubrió que aquel niño que había consumido el hígado de bacalao y que había sido identificado como índigo tenía un problema de raquitismo ante el cual el hígado de bacalao es un excelente medicamento. Los investigadores, tras el estudio, comprobaron que una característica peculiar de estos niños era el de ser conscientes de lo que su cuerpo necesitaba para aliviarse o nutrirse y que por ello preferían ciertos alimentos a otros y que también por su bajo interés material no consumían desmesuradamente los alimentos sino solo aquello que necesitaban para subsistir.

¿Habías oído de un experimento así? ¿Tienes un niño índigo en casa que tiene estas características? Pues Cuéntame una historia

En nuestros dos meses anteriores nos encargamos de proporcionarles algunos datos sobre el carnaval y contarles también acerca de la manera en que este es festejado en el distrito de Lurín. Aún esperamos sus comentarios acerca del modo en que, en su región, celebran esta fiesta. Durante lo que reste de marzo y abril les contaremos y hablaremos acerca de la tradición de la semana Santa y otra vez cómo conozco que se celebra en algunos lugares cercanos.
Si bien muchos aprovechan estas festividades para irse de viaje o a acampar con la familia, pareja o amigos a causa del feriado largo que trae el jueves y viernes Santo, este es un evento religioso importante cuyo origen y modos de celebración te queremos contar.
Anda enviándonos tu historia sobre cómo celebran en tu distrito la semana santa aquí en Cuéntame una historia

Hola de nuevo, hace un tiempo que no escribo, bueno es a causa de un nuevo trabajo que me quita tiempo diario y que me deja sin muchas ganas de seguir frente a la computadora. Pero bueno, hoy quiero contarles sobre algunas experiencias paranormales para iniciar el ciclo de casas embrujadas que tenía propuesto para este mes.

Les contaré mi experiencia en una casa embrujada en San Bartolo, en una casa que, luego me enteré, es conocida como la Matusita del Sur – En otra oportunidad te contaremos sobre la famosa casa Matusita también, aunque como queda entendido se trata de una casa embrujada -.

Había ido a San Batolo junto con mi mejor amiga desde que tengo uso de razón, a visitar a un amigo de San Bartolo con la intención de que cocinara algo para nosotras ya que estudiaba para chef, sin embargo al final nos fuimos a caminar a las playas de San Bartolo y de Santa María para obtener unas fotos que yo quería hacer de los atarderecer, por cierto, tuve mala suerte y el día se nubló de porrazo y no pude hacer una buena toma.

El punto es que cuando volvíamos a casa de este amigo pasamos por una casa abandonada, dije bromeando que le tomaría una foto a ver qué salía.  El lugar me parecía interesante, tenía las ventanas rotas, la pintura gastada y se sentía en él una carga pesada. Bueno le saqué una foto de uno de sus costados con mi cámara digital y bueno lo dejé ahí para tener un recuerdo de esa casa que había atraído mi atención.

Cuando llegamos a la casa mi amigo y esperábamos para servirnos aguas empezamos a ver als fotos que haía tomado durante el día y vi, para sorpresa de todos en una de las ventanas la imagen de un hombre que casi podría dibujar. Era un hombre de cabeza delgada y cabello corto y lasio de facciones blancas, llevaba una camisa y nos miraba desde una de las ventanas. Pensé que era mi imaginación demasiado despierta y le enseñe la fotografía a mi amiga, ella vio y en un primer momento me dijo que no veia nada diferente, le pedi que se fijara en las ventanas y puso el zoom, en eso también bien la imagen del hombre en la ventana, mi amigo también lo vio junto con un orbe en la ventana izquierda dos espacios más allá de donde salía este sujeto.

Borramos la foto porque nos asustamos pero en las fotos que me tomé durante los días posteriores veía orbes alrededor  de mí.  Desde ahí me interesé por el tema y empecé a utilizar mis conocimientos en diseño para ampliarlos y ver qué había, encontré rostros, pero no muy claros, felizmente nignuno parecido al de hombre. Los orbes desaparecieron luego, pero nunca olvidaré esta experiencia con apariciones de fantasmas en las fotografías.

¿Te ha pasado algo igual? Pues cuéntame una historia

En el artículo anterior, les conté dos historias sobre condenados, la primera recopilada de un relato de Arguedas, la segunda de mi experiencia personal, bueno una historia contada oralmente.  Ahora les hablaré un poco más sobre los Condenados para que puedan saber a qué tipo de alma en pena me refiero.

Como adelanté en el artículo anterior los condenados a los que me remito son unas entidades más conocidas en la zona andina de mi país, posiblemente también se los conozca como tales en las zonas andinas de Bolivia u otros paises sudamericanos.  Estos personajes son muertos que vuelven para llevarse consigo o a las personas con quienes cometieron el pecado terrible que los obliga a ser condenados, o en algunos casos son seres que mendigan buscando a alguna víctima que pueda ocupar su lugar dentro del caos en el que se encuentran, para que un vivo ocupe el lugar del condenado, el condenado debe sorberle los sesos. El la cosmovisión andina se cree que es en los sesos donde se encuentra el ánima, aquello que da movimiento al ser humanos: vitalidad.

Pueden hacerse muchas cosas para evitar caer ante un condenado, entre ellos, hacer como el personaje de mi segundo relato y rezar o soltar insultos mientras se suena un instrumento metálico como un cuchillo,  también se puede usar pelo de llama, aunque en este momento no recuerdo cómo, luego también se puede salvar de este ser estando en parejas  de cuatro personas (El condenado es un agente del caos en la cosmovisión andina, el número cuatro es el número del orden, así que es la mejor arma contra el caos).

El Condenado suele aparecer de noche o cuando la tarde se está yendo comúnmente no tiene voz en la distancia y sí en la cercanía. Suele tener la cara cubierta, si se la ve esta suele ser una calavera o estar llena de gusano o ser la de un rostro en descomposición. El condenado suele andar por caminos desiertos o despoblados. Siempre suele versele como llevando una carga muy pesada – es el peso de las culpas que cometio en vida.

Ahora sí ubicaste las historias de condenados que queremos? cuéntame una historia dejando un comentario.

Mira también nuestro artículo sobre Condenados

Es un artículo de https://cuentameunahistoria.wordpress.com/

Hola Gente, este blog ha sido creado para que nos cuenten sus historias: De terror, sobrenaturales, románticas, lo que quieran, cada mes abriré un tema y publicaré algunas ideas, recuerdos y cosas que se me ocurran, es un proyecto en el que las historias de “la vida real” pueden resultar bastante parecidas y donde más de uno puede tener una versión parecida o diferente sobre una misma historia. Por ejemplo, puedo abrir el tema de Mitos Urbanos, contarles uno como el de “Nueve veces Paula” y ustedes seguir la discusióna  través de sus comentarios sobre sus experiencias con el mito o cómo se los contaron. Espero que el proyecto funcione así conoceremos más de las diferentes culturas y modos de vida así como los mitos. En mi próxima publicación les hablaré sobre Los Condenados, un mito andino de mi país a ver si lo conocen y qué me pueden decir al respecto, saludos y recuerden: Cuéntenme una historia