Posts etiquetados ‘maldito’

Es el nombre de un cuadro que según se cuenta está maldito. El cuadro fue pintado por un hombre llamado Harold, aparentemente un buen hombre que cuidó por años a su esposa enferma de esclerosis múltiple.
La historia cuenta que un día Harold se enteró que estaba enfermo de cáncer y que la enfermedad estaba en su etapa terminal; angustiado por el destino que sufriría su esposa tras su muerte, pues no contaban con nadie, Harold decide matarla y acabar con su propia vida.
Un día, mientras su esposa dormía, Harold ingresa a la habitación y le da un disparo en la nuca con su escopeta, acto seguido va a su sala, y mientras mira televisión se da un disparo en la boca. Los cuerpos de ambos esposos fueron encontrados al día siguiente por un vecino, y con el pasar del tiempo las cosas de la casa fueron donadas y la casa, aún con algunos objetos en su interior, fue vendida a personas que conocían los hechos ocurridos.
Las personas que compraron la casa descubrieron en ella un cuadro en el que se apreciaba lo que parecía ser un autoretrato de Harold, al lado del cual se podía ver una mancha roja en representación de la sangre que tapaba el rostro de un segundo Harold que gritaba; el cuadro además presentaba al reverso un poema escrito por el mismo Harold, en el que ya se podía notar su tormento.
Cuando la familia encontró el cuadro, lo primero que pensó fue deshacerse de aquel, no obstante, por sugerencias del hijo, el cuadro pasó a ser exhibido en la casa, desde ese momento cosas raras empezaron a suceder, entre ellas, la repetición de los sonidos de la última noche de vida de Harold y su esposa, incluyendo apariciones de los occisos. Producto de los extraños sucesos que empezaron a ocurrir, los dueños decidieron vender el cuadro a quien quisiera llevárselo consciente de las posibles maldiciones que podría traer, por lo que fue ofrecido en la ya popular Ebay. ¿Lo hubieras comprado?
Cuéntame una Historia

Anuncios

“The Hands Resist Him” es una pintura que fue subastada en el año 2000 en Ebay y que es más conocida con el nombre de la “Pintura Embrujada de Ebay”. La pintura fue hecha por Bill Stoneham, y fue pintada en el año 1972.
Según la leyenda que siguió a la venta de esta pintura, aquella se ofrecía a la venta a causa de que su antiguo dueño había asegurado que el niño que aparece en la imagen se le salió una noche de ella, hecho que, según se dice habría sido registrado en video.
Se dice que quien tiene la pintura, puede pasar por lo mismo, es decir, la aparición del niño, además se cuenta que quien la posee y ose bajarla para usarla en su pantalla, pasará por eventos paranormales inevitablemente.
El auto de este cuadro realizó posteriormente dos pinturas más inspiradas en este cuadro, quién sabe si también causará los supuestos efectos paranormales de la original, si quieren comprobarlo, pueden buscar las otras pinturas como “La resistencia en el Umbral” que fue pintada en el 2004, y “Umbral de la Revelación” que se hiciera en 2012.
El mismo autor de la pintura hace una reseña de su obra en su sitio web, donde dice que tanto el dueño de la galería donde se exhibió inicialmente la pintura, como quien la criticó, murieron un año después de su puesta en museo, además dice que el primero que la adquirió también murió al poco tiempo.

Parece sacado de un cuento de terror, pero la verdad, es que según algunas historias, existe un número maldito que se encuentra prohibido en ciertos países, a causa de la cantidad de muertes que ha traído a quien lo ha poseído como número telefónico.

El mencionado número es el 088 888 8888 y según se cuenta, es un número que es considerado maldito en cierto países, ya que, quienes lo han poseído, han terminado súbitamente muertos. La cantidad de muertos que causó el número, fue tal, que en algunos países incluso se prohíbe tenerlo o darlo, como número. La primera de las víctimas murió de un paro cardíaco a tan solo dos días concedérsele dicho número, y cosas similares ocurrieron con los siguientes.

Así como existe este número maldito, también existen números, en ciertos países que llaman y nadie contesta; algunas personas relacionan a dicho número con el de las llamadas del ARO, o cosas por el estilo, porque cuando se trata de devolver la llamada te manda a una contestadora o en el peor de los casos a un número que no existe… lo bueno es que no te anuncia la muerte, aunque, el miedo que causa que un mismo número te llame a ti y a otras personas de tu círculo sin que realmente exista, debe ser algo realmente fuera de este mundo, ya que como no se sabe de quién viene no hay forma de cortar la insistente llamada.

 

También es conocido en algunos casos  como el Diamante Hope, curioso e irónico segundo nombre, ya que se trata de una joya maldita que ha traído muerte y desgracia a quienes lo han poseído.

Cuenta la historia que el diamante Job, que hoy en día se encuentra expuesto en una urna de un museo, fue durante muchos años, causas de muertes horribles, asesinatos, ruinas, traiciones y desgracias. El diamante inicialmente se encontraba en un ídolo hindú, pero fue robado. El ladrón que se apoderó del diamante murió torturado por la población luego de venderlo. El comprador del diamante también sufrió una suerte similar, ya que luego de venderlo nuevamente volvió a india y fue devorado por una jauría. Se cuenta que los posteriores dueños del diamante Job, salvo uno, sufrieron incidentes similares; la única persona que se salvó fue un sultán que exorcizara la joya antes de venderla, no obstante el siguiente comprador continuó la maldición hasta que finalmente, muchos años después pasó a un museo para menguar la maldición.

Se dice que el diamante está maldito, porque los diamantes de ese tipo son obtenidos del mismísimo infierno, es por eso que cuando aparece uno, especialmente en india, los pobladores de inmediato lo ofrecen como parte de la indumentaria de uno de sus dioses para protegerse de la maldición. Robar el diamante de un ídolo hindú, hizo, según la creencia, que la maldición se propagara y obtuviera tantas víctimas.

¿Comprarías un diamante como el de Job? ¿Conocías esta historia? Pues Cuéntame una Historia.