Posts etiquetados ‘suicidio’

Lucy Smith, el cancionero criollo
Este texto lo escribo a pedido de mi hermano, quien me recordó que existía hace ya unos años una canción que a mi abuelo le gustaba escuchar, que era de los

Embajadores Criollos, y que se llama “Lucy Smith”.

Para muchos, Lucy Smith no es más que el título de una canción criolla, pero la verdad es que Lucy Smith, como dice la canción, era una estrella de la radio, que alcanzó gran acogida por los años cuarenta del siglo XX, y que tuvo una misteriosa muerte en el año nuevo del cincuenta.

El mito local cuenta que Lucy Smith se suicidó arrojándose de un taxi en movimiento. Pero recientes investigaciones, de historiadores, han apoyado la segunda teoría entorno a su muerte: el asesinato.

El mito del suicidio, dice que Lucy Smith, una cantante boliviana que se crió y desarrolló musicalmente en Perú, regresaba de un brindis con sus colegas del trabajo en el Año Nuevo cuando de repente, mientras volvía, supuestamente a su casa, en un taxi, la puerta de este se abrió y la talentosa cantante se precipitó al pavimento quedando gravemente herida. Lucy, fallecería en la madrugada de aquel año nuevo, pero sus padres tardarías un día en encontrarla, puesto que la había registrado con otro nombre o una “n.n.”

Al mito de suicidio se acompaña el mito del accidente, en el que simplemente se dice, que el taxi conducido por Nicolás Rimachi, habría sufrido un desperfecto, en la puerta del pasajero, en el que Lucy se encontraba apoyada, y esta habría caído producto de la sorpresiva apertura de la misma.

Ambos mitos, para quienes, según se dice,

conocían a Lucy, suen

Desechados los dos mitos anteriores, solo queda un tercer “mito”: el asesinato. Existe información de que la cantante de radios, e ídolo de su época, no iba sola en el taxi, sino en compañía de su novio, Carlos Espinoza, quien habría tenido una discusión fuerte con ella, tanto al salir de la reunión con sus colegas, como en el taxi en el que iba. En esta discusión, Lucy habría salido despedida del auto producto de la violencia de la pelea con la persona que amaba, y este, lejos de llevarla a un hospital de inmediato, había convencido al taxista, de trasladar a la joven a su casa. Se cuenta, que el taxi llegó a casa de Espinoza, pero que el taxista, movido por el remordimiento, convenció a Espinoza de llevarla a un sanatorio.an más que descabellados, puesto que, primero Lucy era una joven demasiado segura de sí, como para pensar en el suicidio, y demasiado prudente, como para que la apertura de una puerta en un auto en movimiento, la matara.

 El Cancionero de Lima No 1561 - 30 Marzo 1945

 

Lamentablemente, Espinoza no registró a Lucy con su nombre real, y tampoco permaneció con ella. Cuando se

buscó a la joven la encontraron cadáver, y por extrañas razones no se reportó en la autopsia las verdaderas causas de su muerte (la caída del taxi). Se dice, que quizá Lucy descubriera algo importante esa noche del Año Nuevo del cincuenta, por lo que debían silenciarla, y que incluso, miembros de la política, importantes en aquella época, contribuyeron a que Espinoza no apareciera como el asesino de la joven cantautora y que por lo tanto no pagara, pena alguna por su muer

te, pese a los testigos que aparecieron en

su contra.

Mitos o verdades, Lucy Smith,

fue una cantante importante en su época de la que, lamentablemente, no tenemos registros concretos,

de su producción musical, ya que se dedicó, principalmente, a la música en vivo. Aproximándonos al día de la Canción Criolla, en Perú, solo nos queda recordar a esta importante representante de este género musical, con aquellos versos que L

os Embajadores Criollos, le dedicaron a este ícono musical:

“¡Qué tristeza y qué dolor,
siento yo en mi corazón!
al saber la desaparición
de la estrella de la radio,
que en vida se llamó: Lucy Smith

En las alas del misterio
emprendiste raudo vuelo;
la aurora parecía, salpicada de tristezas,
el sol, con sus rayos de oro, al cielo se la llevó;
en el cielo hay una estrella, una estrella muy hermosa
que en la tierra dejan seres, que no cesan de llorar.”

Anuncios

Nos acercamos al 21 de diciembre del 2012 y ya circulan por todos lados bromas, anuncios, documentales, entre otras cosas acerca el supuesto fin del mundo que se daré este 21 de diciembre ¿verdad? ¿mentira? indaguemos un poco.

Primero que nada, se da esa fecha del 21 de diciembre, a causa del famoso calendario maya que termina su ciclo en ese periodo. Ahora qué se dice al respecto, pues que, aquellos no significa el fin del mundo, sino el cambio del mundo tal y cual lo conocemos. Eso quiere decir que lo que sucedería, de cumplirse la fecha dada por el calendario maya, sería más bien lo que se conoce como una renovación del mundo, un fin del mundo tal y cual lo conocemos para que inicie el reinado de una nueva era que, por lo general, se augura como una era más espiritual.

La idea de las edades, etapas o periodos que terminan no solo se da en el calendario Maya, también forma de culturas como la andina, que también creen en la llegada de lo que se conoce como el Pachacuti es decir la renovación del mundo como lo conocemos para la instauración de un nuevo orden; en el caso de en el mundo andino, se habla de que estamos, por ejemplo, en una era de dominio del blanco, donde el mundo andino se encuentra subyugado, el Pachacuti, se interpreta, por aquellos, como una era futura en la que el mundo se revierta y entonces aquellos vuelvan a estar en el lugar privilegiado que antes poseyeran.

Ahora, no solo se habla del fin del mundo en relación con las profecías mayas, sino también en relación con la tormenta solar; sobre aquella se dice, que ciertamente, la fecha de esta coincide con las fechas que dan los mayas, no obstante, científicos anuncian que esta tormenta no será tan grave como se creía y que causará a lo máximo unos días sin electricidad (cosa que después de todo no es tan mala), nos servirá para pasar unos días en el pasado y talvez pasar por fin unas navidades, después de años, libres de una pc al lado que nos dejen disfrutar del momento familiar como debemos.

En fin. El pánico es lo que menos debemos temer en relación a esa fecha exacta, para quienes como yo, hemos leído alguna vez la Biblia y creemos en una entidad Superior: Dios, pues, el fin del mundo algo que no tiene una fecha exacta que un ser humano como un maya o un profeta como Nostradamus puedan dar, dice en alguna parte de la Biblia “Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá como ladrón en la noche. Cuando digan: ‘Paz y seguridad’, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. Pero vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón” (1 Tesalonicenses 5:2-4 ).

Ojalá este 21 no se repita lo que sucedió en el Año Nuevo del 2012 y no se susciten una serie de suicidios estúpidos. El que nada debe nada teme, y los que se van creyendo que así evaden sus culpas pues… si son creyentes de profecías paganas, pues, también deben ser creyentes que, tras el suicidio, algo peor les espera.

Quinta Heerem

Sin querer di con una Quinta limeña bastante interesante, aquella se llama la Quinta Heeren y se encuentra en la zona de Barrios Altos, en el distrito de Cercado de Lima.

La Quinta Heeren es uno de os vestigios de la Vieja Lima Señorial. Asimismo, esta famosa y bella Quinta es la cuna de mitos y leyendas terroríficas, donde se incluyen a decapitados y aparecidos ¿Quieres saber más?…

La Quinta Heeren recibe ese nombre ya que fue edificada por el ciudadano alemán apellidado Heeren en el año 1880. Pese a que su edificación data de este año, las historias de aparecidos ya rondaban las calles de dicha quinta, ya que, según se cuenta, era común encontrarse, en las noches de luna, con el fantasma de un español decapitado, que recorría la zona arrastrando sus cadenas.

Luego de la construcción de la quinta, fueron apareciendo en el sitio nuevas leyendas, creadas por las historias vividas de sus residentes. Una de ellas narra el trágico fin de un importante comerciante japonés y su familia. Cuentan que aquel hombre era muy acaudalado, pero que lamentablemente, perdió su mercadería que era transportada en dos embarcaciones que naufragaron. En quiebra, a causa de dichosa accidentes, el japonés decide poner fin a su vida mediante un ritual japonés que luego es seguido por su familia. Los residentes, y también visitantes cuenta, que desde entonces es posible oír y hasta ver al fantasma del japonés y de su familia por los alrededores de la famosa Quinta.

¿Tienes alguna historia de Casas Embrujadas? Pues Cuéntanos una Historia

 

Hace meses, por no decir años que dije que escribiría este artículo así que ahí les va.  La Casa Matusita es una antigua casa que se ubica en el cruce de la avenida Wilson con España, en Lima. Esta Casa, actualmente, no tiene residentes en el segundo nivel, aunque el primer nivel es ocupado por una entidad bancaria.

En fin, ahí le va la historia:

Cuenta la leyenda popular que la Casa Matusita fue ocupada años atrás por un japonés y su familia (esposa y dos hijos). Cuenta la historia que cierto día que el japonés regresaba a su casa encontró a su mujer con otro hombre en su propia cama. El hombre, lleno de ira, asesinó a su mujer y a su amante. No satisfecho con su homicidio, fue a la habitación de sus hijos y también los mató. Finalmente él mismo se suicidó. Se cuenta que desde entonces esa casa no ha podido ser habitada con tranquilidad ya que quien la ha pisado, sobre todo en su segundo piso, sale despavorido de ella, ya que todavía permanecen en el lugar, las almas en pena de quienes murieron en ella.

He estado leyendo mitos de la llorona y recordando aquellos que se contaban cuando tenía menos edad.  La constante es la misma, una mujer que ha perdido a sus hijos (ya sea porque los mató o los mataron) y que luego se suicida. Lo que pasa después, y lo que genera la leyenda es que periódicamente se siente la presencia de aquella en la ciudad donde se dio su muerte (o la de sus hijos) y se oye su triste lamento de ultratumba “ay mis hijos” o “¿Dónde estarán mis hijos?” para buscarlos.

En algunos mitos, se dice aquella mujer se enamora de un hombre casado y tiene hijos con este, cuando aquel la abandona, ella, despechada, mata a sus hijos y luego se suicida, en pago por su crimen su alma se encuentra condenada a penar por la eternidad. En algunos pueblos, aquella leyenda se remonta a la Época Colonial, pero el significa y la historia del mito es bastante diferente al que conocemos en la actualidad.