Posts etiquetados ‘terror’

#Viernes13, y ahí les va una historia de aparecidos:
Se dice que cuando una persona muere de forma violenta el espíritu de esta persona permanece en el último lugar que estuvo antes de morir.
Mariana no sabía que ese día que saliera de su cuarto alquilado rumbo al trabajo no volvería a ver a sus hermanas, ni la luz del día. Y es que ese día, mientras esperaba el bus que la llevara a su recinto laboral, un auto a toda velocidad terminó con su vida.
Al morir Mariana, como ella vivía con sus hermanas en aquel cuarto alquilado, fue poco el tiempo que aquellas permanecieron en el lugar ya que cosas extrañas empezaron a suceder, incluso se decía que podían sentir la presencia de Mariana en la habitación.
Tras mudarse las hermanas de Mariana, los nuevos inquilinos también duraron poco tiempo en la habitación alquilada atribuyendo una sensación extraña en el lugar, en especial en un armario empotrado donde según se sabía Mariana guardaba sus cosas.

Con el tiempo, la familia que alquilaba la casa quiso volver a habitar en aquella y empezaron el proceso de remodelación y el cuarto que antes ocupara Mariana empezó a ser habitado por uno de los hijos de la familia.

La sensación era extraña, y una noche, cuando el joven dormitaba, y la puerta del ropero se había quedado abierta, vio de lejos la figura de una joven que lo observaba desde dentro del ropero ¡El mismo ropero donde guardaba sus cosas Mariana!. Asustado trató de moverse, pero nada pasó hasta que sintió que lo jalaban de los brazos con intención de llevárselo. De repende se oyó ruido fuera del cuarto y el joven pudo moverse y salir de allí espantado.

Se enteró entonces que ese había sido el cuarto de la muerta, y le sugirieron limpiar totalmente el cuarto nuevamente por si algo de ella se había quedado allí. Dudó porque antes no había encontrado nada en las remodelaciones, y entonces, mientras limpiaba el ropero lo encontró: allí escondidita en una rendija se hallaba una pulsera con una M de “Mariana” en ella, la pulsera de la muerta había permanecido en el lugar desde su muerte, esperando a que su dueña volviera por ella o quizá haciendo que su dueña volviera para intentar llevársela.

¿Qué historia compartirías con nosotros este #viernes13 de #terror?

Anuncios

El Cementerio Presbítero Matías Maestro, es el cementerio más antiguo de Lima. Aquel fue inaugurado en mayo de 1830 y aunque la fecha del primer entierro se registre en dicha época, fue mucho después que la gente de Lima recién se animó a enterrar a sus muertos allí, ya que era el primer cementerio en extramuros, es decir, que no se encontrara en las clásicas catacumbas de las iglesias.

La antigüedad de este cementerio, ha hecho que en aquel se encuentren tumbas de ilustres personajes como presidentes, historiadores, grandes pensadores, poetas, religiosos y hasta héroes del país. Visitar el cementerio es una experiencia única, que permite no solo conocer la última morada de insignes personajes, sino también conocer tumbas que son verdaderas obras de artes.

Hace algunos años, tuve la oportunidad de visitar este cementerio cuando realicé una investigación sobre epitafios para la Universidad. La verdad nos colamos, porque no te dejan entrar al menos que tengas a un familiar enterrado allí. Llevamos flores, para que nos permitieran el ingreso, y poder así leer los epitafios que necesitábamos para nuestra investigación. Fuimos como antes del mediodía. La primera impresión fue espectacular y nos recibió la escultura de un extraño árbol que parecía seco, entonces no lo sabíamos, pero se trataba del árbol de la muerte.

Tomada en el Cementerio General

Tomada en el Cementerio General

El árbol de la muerte, fue una imagen que vimos repetida en muchos nichos del cementerio. Así que nos dio curiosidad e investigamos un poco. El árbol de la muerte estaba en muchas tumbas del siglo XIX, especialmente y según supimos, podía estar en relación al árbol de los colgados, y también  con el árbol de la vida, de cuyo fruto naciera la condena a muerte de los hombres.

El día que fuimos al cementerio, nos atrapó uno de los cuidadores, pero como nuestra visita no tenía malos fines, nos contó algunas cosas del cementerio para ayudarnos a nuestro trabajo y aumentar nuestro interés por el recinto.

Como este blog es para contar historias, te contaré alguna de las historias que nos contó el cuidados del Presbítero.

Existen criptas subterráneas en el cementerio, algunas que incluso cuentan con una especie de tarima de concreto donde suele descansar el féretro antes de ser metido en el nicho. Pues nos contaba que a veces se lograba colar gente hasta estas tarimas, pero siempre eran atrapadas, porque cuando se quedaban dormidas en ellas, eran despertadas por las almas que descansaban en los nichos, por lo que salían corriendo asustados.

También nos contó, que en las escaleras a través de las cuales se llega a la cripta de los héroes, se suele aparecer una mujer vestida de negro, que entre sollozos, habla con los visitantes que acudan solos a este lugar. La mujer es, según se piensa, alguna deuda de los enterrados en dicha cripta, que aún después de muerta regresa, para seguir pidiendo por su pariente.

El cuidador nos contó además, que ellos, cuando hacían sus guardias de noche, evitaban pasar solos por ciertos lugares, ya que el ambiente era demasiado pesado; fue así que nos llevó al pabellón de los suicidas, donde quizá por efectos del viento se terminó cayendo uno de los floreritos de uno de los nichos de hasta arriba. Mientras seguíamos la melodía de una de esas tarjetitas de felicitación llegamos a otro pabellón también de ambiente pesado, al que el cuidado llamó “el pabellón de los catalépticos”, es decir, de gente que prácticamente fue enterrada viva, al desconocerse el estado cataléptico de los mismos.

También llegamos hasta el pabellón de los infantes, donde, según el cuidador, en sus guardias nocturnas, era posible oir a niños riendo y corriendo, sin que hubiera posibilidad de que hubiese un solo niño que se hallara tan tarde en el lugar.

¿Conoces más historias del Cementerio General? Pues Cuéntame una historia

Hace unos pocos días tuve la oportunidad de visitar este lugar que se encuentra en el Callao. El sitio es un espacio lleno de misterio donde según muchos, se suelen aparecen diferentes espectros. Uno de los espacios más embrujados del Real Felipe es el Torreón de la Reina donde, según dicen, suele aparecer una mujer, otro sitio embrujado es la casa del gobernador, donde misteriosamente, es posible hallar huella de los pies de niñitos, dicen también que quien tome fotografías a las vestimentas del museo del sitio puede, en muchos casos, conseguir la fotografía de alguno de los fantasmas que custodian la fortaleza.
¿Te llama la atención? Esto es solo un Intro sobre lo que es la Fortaleza del Real Felipe y qué podemos encontrar allí. Debo decir que cuando la visité no logré tomar la fotografía de ningún ente nítido, pero sí pasar por sitios bastante cargados y escuchar uno que otro ruido que no debería estar ahí y eso eso, conseguir varios orbes, ya les enseñaré algunas fotos en una próxima publicación.

Caso II: Espíritus que se pelean

Hace una noche, a eso entre las 3:30 y 4 de la mañana, me dio insomnio y no podía dormir. Así que estuve en silencio mirando el techo  y por primer vez sin prender la TV. En eso escucho como si alguien saliera de la habitación de al lado (usada como depósito) y que luego camina (si sonar sus pasos  o sea rosando cosas) hasta llegar a otra habitación (también clausurada). Ojeo por el rabillo de mi puerta porque quiero bajar a los servicios y afuera no hay nadie. Dejo de mirar y se vuelve a oír que entran de nuevo a la otra habitación, sueno mi manija y el sonido de afuera se paraliza, salgo y no hay nadie, veo la puerta de al lado, donde duerme mi primo y está cerrada con candado (no había llegado todavía) y veo la puerta de mi otra prima y la luz está apagada… Bajo a los servicios, regreso, me vuelvo a meter a mi cuarto, pongo el pestillo y de nuevo escucho que alguien sale de una habitación, veo afuera por el huequito que hay en la puerta y sigue sin haber alguien….

Cuando les conté a mis primas me dijeron que seguro me habian estado molestando las calaveritas que están al lado de mi cuarto (en el cuarto clausurado), esas de las que ya les hablé antes, aquellas a las que mi abuela les paraba gritando para que dejaran de pelearse.

Y anoche me pasó otra anécdota rara, pero se las cuento luego. Aunque está si da pena porque tiene que ver con un niñito.

Buenas tarde. Hoy quiero hablar con ustedes acerca de ciertas cosas que a veces pasan en casa (o en sitios que visitamos) y que son bastante extrañas y hasta, en muchos casos inexplicables, seguramente, más de una de estas cosas te deben haber pasado.

CASO I

Solía pasarme cuando vivía en casa de mis papás, en la misma habitación que ahora ellos ocupan. Estaba durmiendo y de pronto podía sentir que alguien se acostaba a mi lado, era posible sentir la respiración de alguien en el oído (a veces fría y otras caliente). Y también calor de otro cuerpo al lado. Uno voltea, como es normal a ver y no hay nadie, pero se logra ver la cama algo hundida, como  si un peso más se hubiera agregado a ella.

nota: A mis papás también les ha pasado. A veces, cuando yo estaba en la sala y no había nadie mas, podía oírse también que la cama de ellos se movía, como si alguien acabara de sentarse o echarse en ella. Uno iba hasta ahí y veía que había como una forma hundida (como si alguien estuviera allí).  En ese caso decían, siguen diciendo, que es mi abuelo, que cuando estaba vivo e iba de visita, pedía descansar un rato y se recostaba allí. En el caso de mi habitación lo que fuera que se sentara allí, a veces era una presencia cálida que no daba miedo, pero otras veces era una presencia que hacía sentir escalofríos y a la que en voz baja le decía “vete”, “no te quiero aquí” y aparecía un miedo tremendo de voltearme a ver qué era lo que había ahí. 

Nota 2: Estos episodios se parecen mucho a lo que se conoce como “Se me subió el muerto” “El Salto de la Bruja”o “Pesadilla”  que mantienen como diferencia con lo anterior, el hecho de que en dichos casos uno se encuentra en estado entre vigilia y sueño (parálisis de sueño, en término clínico). Lo interesante e inexplicable de los fenómenos que narramos antes es que, uno está totalmente despierto y puede ver (y no solo 1) que hay evidencias de la presencia de alguien más, por lo que suele decirse que en esos momentos nos ha visitado un fantasma, aunque prefiero llamarlo “energía”.

¿Te ha pasado? ¿Alguien se ha sentado en tu cama y no has visto a nadie al final, pero veías la marca de un cuerpo apoyada o recostada a tu lado? ¿Si? Pues Cuéntame una historia

Extraido de Marcianitos Verdes (blog)

Les paso un enlace acerca de la Quinta Heeren que fuera emitido por Realidad Alternativa, un programa radial que se emite por Radio Miraflores de 1 a 2 de la mañana, cada jueves.
http://www.goear.com/listen/1d3c731/025-la-quinta-realidad-alternativa

En una de nuestras publicaciones anteriores presentamos una de las versiones que circulan acerca de la conocida Casa Matusita. Existe, sin embargo una versión más. Cuenta esta otra historia que en la casa vivía un patrón con sus sirviente. Dicen que aquel hombre era muy despiadado con ellos y siempre los maltrataba, por lo que un día los sirvientes decidieron vengarse.

La historia cuenta que los sirviente, aprovechando que su patrón daría una cena a unos invitados, decidieron colocar alucinógenos en su comida. Así que los sirvientes sirvieron la comida contaminada y se encerraron en la cocina. Cuando el alucinógeno hizo efecto se oyeron gritos desgarradores en el comedor, además de otros ruidos extraños, los sirvientes permanecieron en la cocina hasta que la actividad cesó e ingresaron al comedor pensando que su plan de estropear la cena de su amo habría dado efecto.

Para su sorpresa, cuando entraron a la habitación del comedor, se dieron con un espectáculo aterrador, ya que solo encontraron los restos despedazados de los invitados y de sus jefes que se habían matado entre sí. Los sirvientes, temerosos de la pena que pudieran imponérseles, decidieron quemar la casa, pero esto no logró concretarse y aquellos fueron encerrados en un manicomio.

Conocías esta otra versión de la Casa Matusita ¿No? ¿Conoces alguna más? Pues Cuéntame una Historia

Hace meses, por no decir años que dije que escribiría este artículo así que ahí les va.  La Casa Matusita es una antigua casa que se ubica en el cruce de la avenida Wilson con España, en Lima. Esta Casa, actualmente, no tiene residentes en el segundo nivel, aunque el primer nivel es ocupado por una entidad bancaria.

En fin, ahí le va la historia:

Cuenta la leyenda popular que la Casa Matusita fue ocupada años atrás por un japonés y su familia (esposa y dos hijos). Cuenta la historia que cierto día que el japonés regresaba a su casa encontró a su mujer con otro hombre en su propia cama. El hombre, lleno de ira, asesinó a su mujer y a su amante. No satisfecho con su homicidio, fue a la habitación de sus hijos y también los mató. Finalmente él mismo se suicidó. Se cuenta que desde entonces esa casa no ha podido ser habitada con tranquilidad ya que quien la ha pisado, sobre todo en su segundo piso, sale despavorido de ella, ya que todavía permanecen en el lugar, las almas en pena de quienes murieron en ella.

Maria la Marimacha

Publicado: 17 noviembre, 2010 en Leyendas Urbanas
Etiquetas:, , , , , , ,

Como habran podido notar me he centrado hasta ahora en contarles historias de terror o de aparecidos puesto que son mis favoritas, además de que permiten darse una idea de cómo mi país o mi ciudad concibe las ideas de los aparecidos. Hoy quiero darle espacio a contarles lo que comúnmente se conoce como mito urbano y que en este caso tiene como protagonista a una niña llamada María, más conocida como María la Marimacha.

María era una niñita a quien le gustaba mucho los juegos de niños  y apostar. Un dia su mamá la manda al mercado a comprar corazón y aceite para preparar anticuchos, pero la ella se entretiene en el camino jugando canicas y apuesta el dinero que la mamá le dio -el mito dice que fueron veinte soles. La niña pierde el dinero y tiene miedo de volver a su casa sin nada, entonces va a un cementerio y le arranca el corazón a un pariente suyo que ha muerto recientemente, algunos dicen que a un tío, otros que a su abuela, y en vez del aceite orina en una botella. Le da el corazón y el aceite a su madre y preparan los anticuchos.
Ella no come nada y durante la noche se queda sola en casa. Entonces escucha la voz de su pariente muerto llamándola, reclamándole el corazón que le robó: “María la marimacha, devuélveme mi corazón” le dice. María la marimacha se esconde, pero cuando su familia regresa a casa la encuentra encerrada en un armario y sin corazón.

¿Has oído este mito? qué otras versiones conoces: mandanos un comentario contándolo

Mira más historias de aparecidos dando clic aquí

https://cuentameunahistoria.wordpress.com/