Archivos de la categoría ‘Historias de Duendes’

EL DUENDE DE LAS LUCES

Publicado: 3 febrero, 2015 en Historias de Duendes
Etiquetas:, ,

F siempre me cuenta nuevas historias para el repertorio, y hace poco me contó la historia del duende que siempre ha habitado la casa de mis abuelos.

F estaba aquella noche con sus amigos en el jardín de la entrada de la casa contando historias de terror como era su costumbre los fines de semana. En medio de la charla y las historias, salió el tema del viejo duende que solía aparecerse a veces en el árbol de higo del patio trasero de la casa, y de repente, quizá movidos por la sugestión, o quizá porque en verdad pasó, vieron algo moverse entre los árboles de la entrada y luego las luces de fuera de la casa y del frente se apagaron de golpe.

Asustados, los amigos decidieron irse a sus casas y F entró a la suya. Al día siguiente, los amigos de F le contaron asustados que al irse, las luces de la calle se fueron apagando a su paso hasta llegar a la casa de cada uno de ellos, como si alguien tuviera un interruptor para ir apagándolas en orden.

Al final, cuando el último par de amigos, que eran hermanos, entró a su casa, las últimas luces del barrio se terminaron de apagar, y ellos se encerraron asustados y pusieron todos los seguros en la puerta. Cuentan, que se asomaron a la ventana, y de repente una a una todas las luces se empezaron a encender en el orden inverso en el que se habían apagado. Al parecer, al duende de la casa de F no le gusta que cuenten sus travesuras sin creer en que realmente las hizo, y quizá por ello quiso darles una lección a los incrédulos amigos de F.

¿Tienes alguna historia de duendes? @Cuéntame una historiasleeping-89197_640

Hace algunos días atrás tuve un “ritual” de agua de Socorro. Ahora les cuento más o menos de qué se trata.

Los rituales de Agua se Socorro son por lo general utilizados como un sustituto del bautizo, comúnmente se dan en estados de emergencia, es decir, a falta de un sacerdote o cuando un niño sin bautizar está en peligro de muerte. Se le dice Agua de Socorro precisamente porque, como se sabe -y según las creencias católicas – los niños no bautizados que fallecen van al limbo (aunque ahora se dice que al infierno porque no existe Limbo). En fin, el ritual es de emergencia y en aquel se usa además de agua bendita una vela blanca, junto con una flor, que puede ser un clave, además de una imagen santa (cruz, estampa de una virgen, etc.). El ritual también se puede utilizar, según mi propia experiencia, para aumentar la protección del niño o recién nacido, antes del bautismo, que por lo general se celebra al año.

El ritual del Agua de Socorro se da por los futuros padrinos o en el defecto por la madre o padre del niño quienes bendicen al niño haciendo la señal de la cruz con el clave blanco que previamente ha sido sumergido en una copita de agua bendita. Al finalizar el ritual se hace la señal de la cruz en la frente del niño con la mano derecha, a la vez que se menciona una oración pidiéndole a Dios la protección del mismo.

En mi caso le hicieron ese ritual a mi ahijado con la intención de establecer su estado de salud, ya que se paraba enfermando mucho y, según las creencias antiguas, el bautizo, o en su defecto, el agua de socorro calman dichos episodios. Además de que es el mismo sobrino de quien hablé con anterioridad y que, misteriosamente, antes de esto, apareciera debajo de su coche, sin saber cómo llegó ahí teniendo apenas tres meses.

¿También han practicado en tu familia este ritual? ¿Cuáles han sido los pasos a seguir? Cuéntame tú historia 

Un amigo del colegio, un dia que estábamos  contándonos historias de terror entre un grupo de alumnos, se le ocurrió contarnos una nueva historia de duendes. La historia no era tal cual la contaré hoy porque mi memoria no me permite recordar las palabras exactas, pero conserva la trama de la que contó él.

Dicen que hace cierto tiempo en casa de uno de sus parientes estaban haciendo remodelaciones, un día las personas que estaban en la habitación en reconstrucción vieron a un enanito cruzar uno de los muros y muchas otras veces lo vieron también.  Dicen que el abuelo de esta familia había fallecido sin dejar testimonio de la ubicación de unos títulos de propiedad y otras cosas. Un día, uno de los que reconstruían, que también era de la familia,  por accidente golpeó el muro por donde siempre veían pasar al enanito y este muro dio con una cavidad donde se localizaron además de los papeles otras pertenencias de valor del abuelo fallecido,no se volvió a ver al enanito después.

Dicen que a veces estas criaturitas, que son duendecillos, suelen ocultar tesoros o estar en lugares donde estos se encuentran ya que son atraidos por las riquezas. Solo he visto una vez a un mónton de enanitos, del tamaño de los gnomos de jardín, tal cual el enanito de la historia, correr apresuradamente hacia una habitación en una casa, sé que también otras personas los vieron en el mismo lugara ¿será cierto el mito?

Más textos sobre duendes en

Una vocecita en la higuera

El enano de las orejas en punta

Enanitos vestidos de blanco

Es un artículo de Cuéntame una Historia

 

En el colegio donde estudié de pequeña habían muchos espacios detrás de los pabellones donde a mis amigas y a mí nos gustaba meternos a conversar sin la bulla de los demás alumnos, recuerdo incluso que uno de esos espacios lo llegó a utilizar una de mis mejores amigas para hacer las reuniones de un club.  Bueno, nos gustaba pasar por ahí luego de las clases de arte,en el centro de ese lugar había una higuera pequeña, dicen que las higueras crecen en cualquier lugar. EL punto es que una de esas veces que pasábamos por ahi saltando y jugando oímos un ruido raro que venía de la higuera, como un gruñido… preguntamos por si acaso si alguna de nosotroas había sido, pero ninguna,pensamos que había sido capaz el estómago de alguien que a veces sueña así, pero luego oimos como una vocecita salida de la higuera y a correr porque nos asustamos mucho y no volvimos a pasar por ahí ni en broma. Luego nos enteramos que las higueras  a veces albergan duendes y que posiblemente la vocecita que oímos era de uno de ellos.

Es una publicación de cuentame una historia

 

Mi primo Eusebio nos contó esta historia hace años. Ahora se la cuento a ustedes aunque no la recuerdo al detalle.

Tenemos una tía que tiene una casa cerca al cerro y al cementerio,límita en cada lado con uno de ellos. Además su casa está cerca a un platanal.  Un día mi primo Eusebio va a visitar a mis primas, las hijas de esta tia. Pasa a las habitaciones para conversar, mis primas se van a la cocina por algo y entonces Eusebio lo ve,un enanito de rostro arrugado orejas en punta y gorrito mirándolo molesto desde el aparador, por un momento duda, pero luego se da cuenta de que está ahí, se austa y sin despedirse sale corriendo desesperando y sudando de la casa de mis primas a la propia, cuando llega con su mamá llega con las orejas cubiertas,asustado de lo que vio, tuvieron que resarlo para que le pasara el susto y por un largo tiempo no volvió a aquella casa. Mi prima, que vive ahí, contó después que era normal ver esos enanitos y que ella ya ni les hacía caso porque siempre se aparecían o silbaban en la casa.

Recuerdo haber estado muchas veces en aquella casa, siempre se sintió una presencia cargada, además que la oscuridad del camino asustaba a cualquiera. Una vez mientras estaba parada en el balcón divisé de lejos en un árbol de plátano a un bulto moviéndose ¿un mono en Lurín?… dudoso ¿Qué opinan ustedes?

La esposa de mi primo es de un pueblo rural de Arequipa. Hace poco dio a luz a su primogénito y su mamá la ha asistido durante los días previos y algunos posteriores al parto. Ella cuenta que un día, a los pocos días de nacido mi sobrino, tuvo un sueño, vio a un montón de seres pequeños vestidos de blanco. Ella se despierta sudando frio y vuelve a quedarse dormida y vuelve a tener el mismo sueño, pero esta vez todos esos seres enanos vestidos de blanco estaban al rededor de la cuna de su hijo recien nacido. Ella se despierta más asustada,pálida y sudando frio, su mamá la ve y ella le cuenta lo que ha soñado, su madre, que sabe de historia de duendes,muy populares también en su tierra, le dice que son duendes y que deben bendecir la casa y la cuna del niño porque es posible que los duendes quieran llévarselo.

Las historias de duendes queriendo llevarse a los niños recien nacidos y no bautizados son muy populares, el mito dice que estas criaturas aprovechan que los niños no estan bendecidos aún para llevárselo y que por eso los padres nunca deben dejarlos solo en sus cunas porque pueden no volver a aparecer, estos seres se los llevan y los transforman en uno más de ellos, por eso se  recomienda bautizar a los niños desde pequeños o bendecir el lugar donde se encuentran la mayor parte del tiempo. ¿Conoces alguna historia similar? Pues cuéntame una historia de duendes

 

Es una publicación de cuentame una historia

 

Hola Mundo! Otra vez yo. Hoy me dieron ganas de escribir sobre duendes. Acá en Lima y mejor dicho en todo el Perú se cuentan muchas historias de estos curiosos personajes, sobre todo ligados a plantas de plátanos o de higos, aunque también existen muchas historia sobre duendes y niños no bautizados que quieren ser llevados por estos o historias de duendes y fortunas ocultas donde estos han sido vistos ¿Has oído alguna de estas historias? Pues cuéntame una historia que en nuestro próximo artículo me encargaré de armar algunas de las historias que tengo sobre este peculiar personaje.